Inflamación del ojo

Los ojos inflamados tienden a secarse rápidamente. Esto afecta más comúnmente a la córnea, la conjuntiva y el párpado. Los ojos están muy irritados debido a la inflamación. Por el contrario, los ojos secos fomentan la inflamación del ojo porque los gérmenes pueden entrar en el ojo con mayor facilidad.

Problemas de visión

La mala vista no causa sequedad en los ojos, pero ciertos patrones de comportamiento que surgen con la visión deficiente pueden provocar que ocurran. Las personas con problemas de visión suelen esforzarse mucho más cuando leen o conducen. Eso hace que olviden parpadear, por lo que la superficie del ojo ya no se lubrica regularmente con el nuevo líquido lagrimal.